lunes, 16 de enero de 2017

Sobre la fase de prácticas del Máster de Secundaria: carta abierta a la Excma. Sra. Consejera de Educación de la Junta de Andalucía

Excma. Sra. Consejera de Educación de la Junta de Andalucía,

Soy profesor de Secundaria y he sido tutor de la fase de prácticas del antiguo CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica) desde el curso 1995-1996 hasta su extinción en el 2008-2009, y del actual Máster de Secundaria desde su puesta en marcha en el curso 2009-2010. En total, veinte años que me han permitido compartir mi experiencia acumulada con mis tutorandos a la vez que aprender de las novedades que los más jóvenes han traído en su bagaje académico y vital.

Todos los años, la Universidad nos ha hecho una retribución, más tarde que pronto, y variable en su cantidad, por el trabajo desarrollado como tutores de la fase de prácticas.

Este año 2016-2017, según las informaciones recibidas y lo que se desprende de la lectura del Convenio Marco (BOJA nº 92, de 17 de mayo de 2016) que usted ha firmado junto al Consejero de Economía y Conocimiento y los Rectores de las universidades públicas andaluzas, esta retribución no se contempla. Los profesores tutores recibirán un certificado de su Consejería y el acceso a bibliotecas y determinados servicios de las universidades.

En términos laborales, usted es nuestra jefa superior y responsable de nuestros derechos profesionales y retribuciones. Sin embargo, usted nos ha ignorado y nos ha convertido en una máquina de hacer dinero para sanear las arcas de las universidades andaluzas.

La cuenta es muy fácil: el precio de cada crédito es 13,68 € según lo aprobado en BOJA (nº 121, de 27 de junio de 2016). La fase de prácticas de este Máster tiene una carga académica de 10 créditos. Por tanto, cada alumno paga 136,80 € por este número de créditos. La Universidad de Córdoba, que es de tipo medio, tiene matriculados a más de 300 estudiantes en este Máster de Secundaria, resultando unos ingresos que superan los 41.000 € por este concepto. Si multiplicamos esta cantidad por 9, el número de universidades públicas en Andalucía, supone una cantidad que excede los 369.000 €.

¿No le parece a usted que la cuenta de ingresos y gastos está un poco desproporcionada? En un ejercicio de honestidad, ¿no se le ha ocurrido preguntar a algunos de sus Directores Generales, que son funcionarios del Cuerpo de Profesores de Secundaria, que les hubiese parecido a ellos esta medida si hubiesen estado trabajando en sus centros?

El trabajo que desarrolla un profesor de secundaria es, al menos, tan digno y profesional como el que desarrolla un catedrático o cualquier profesor de universidad, a quienes si les pagan su participación en el Máster. ¿Por qué contribuye usted a esta discriminación? Podría parecer que estuviese usted más cercana a su pasado profesional, en la Universidad de Málaga, que a su presente, en la Consejería de Educación.

Afortunadamente, el dinero, poco más de cien euros, que hemos recibido, muy tardíamente, por cierto, por nuestro trabajo en el curso 2015-2016, es algo de lo que puedo prescindir yo y, probablemente, la mayoría de mis compañeros. Sin embargo, hay algo que no tiene precio, que se llama dignidad profesional, y que no se compra con carnets universitarios ni con certificados para el concurso de traslados y los sexenios.

Le propongo a usted y al resto de los firmantes del Convenio Marco lo siguiente: devuelvan a las familias andaluzas los más de 369.000 € que han pagado para que sus hijos realicen la fase de prácticas del Máster en los institutos de Secundaria puesto que el coste en mano de obra (el profesorado) es 0 €.

Si lo hacen, tendrán mi incondicional agradecimiento y respeto; de otra manera tendrán mi negativa para participar en este proceso. Lo siento muchísimo por los alumnos de Máster de este curso 2016-2017 que hayan solicitado hacer las prácticas en el centro donde trabajo.

Atentamente.
Antonio Roldán
IES Alhaken II, Córdoba



7 comentarios:

Antonio Piedra dijo...

Muy bien Antonio.Subscribo tu carta en su totalidad. En los mismos términos me dirigí al coordinador del máster de la UAL en Almería.Como bien dices compañero, no es la miseria que nos pagaban, sino por la dignidad docente tan lacerada en las últimas décadas. Saludos.

Karthagus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Antonio Roldán dijo...

Muchas gracias a ambos por vuestros comentarios. La Consejería y Universidades se merecen una ola de renuncias en toda Andalucía para que sean conscientes de que no todo vale y que a base de BOJA y miseria no se mejora la calidad de la educación andaluza.

Fran Rueda dijo...

Yo soy alumno del Máster, y me gustaría aclarar que al menos este año los profesores de Universidad que participan en este circo no reciben ningún beneficio económico, al menos eso nos han contado. De cualquier forma no solo es un problema de la Junta, sino también del propio Máster cuyos coordinadores son como poco una panda de ineptos y sinvergüenzas. Ineptos porque hacen mal su trabajo y sinvergüenzas porque les da igual. Han pasando ya a una fase en la que les da igual joderle la vida a una persona. Podría contar muchas cosas, pero solo voy a hacer referencia a la última. Resulta que me han denegado un puesto de trabajo, habiéndome comunicado previamente que mi perfil profesional era el idóneo, porque el Máster no ha podido garantizarme una flexibilidad de horario en las prácticas, ya que la jornada laboral del mencionado trabajo era en horario de mañana. De hecho es aún peor, porque cuando le comunique mi situación s una de las coordinadoras del Máster, esta me dijo que debería elegir entre el trabajo y el Máster. Es decir, esta gente me ha costado cinco meses de sueldo, UNA VERGÜENZA!

Antonio Roldán dijo...

Muchas gracias por tu comentario.Los profesores de la universidad sí tienen su sueldo; otra cosa distinta es que los departamentos tengan que asumir más créditos de los que le corresponden por el número de profesores que tienen en plantilla.
Los alumnos debéis entender que el profesorado de Secundaria solamente pide un trato justo e igualitario, máxime cuando este Máster no tiene sentido sin la fase de prácticas.
Ánimo y suerte para lo que te queda de curso.

Felix Alcaide Carrera dijo...

He sido tutor de prácticas del MAES en al menos 5 ocasiones. Desde hace un par de años decidí dejar de hacerlo por la falta de consideración tanto de la CEJA como de la US. No obstante, he continuado haciéndolo por atender a antiguos alumnos de mi IES que querían hacer las practicas en el entró en el que ellos crecieron. Creo que voy a tener que desatender sus peticiones a partir de ahora y explicarles los motivos.

Antonio Roldán dijo...

En esas mismas estamos casi todos. Yo he renunciado después de 20 años y me ha costado tomar la decisión.